Me quiere, no me quiere, me quiere!
Deshojar una margarita es una tradición muy antigua. Se dice que su origen es Oriental pero otras fuentes afirman que viene de la Francia Medieval.
El truco es matemático pero el azar siempre estará ahí para darle ese toque de magia o suerte.

 

Pendientes realizados con metacrilato.
Efecto purpurina y nacarado en los pétalos.
Tallo de cadena verde y dorada con hojas verdes.

Tamaño: 4,5 x 7 cm

Pendientes Margaritas

25.00€Precio